Sobrevivir al carnaval

Cultura 23 de enero de 2020 Por Administración Claridad
Tres de las comparsas más emblemáticas de la fiesta popular linqueña se ven obligadas a buscar colaboración a través de rifas, choripaneadas, pizzeadas y hasta vender sus trajes viejos para costear los gastos. La otra cara de la fiesta de Momo.
4ta carnv masturbanda (2)

“No todo lo que brilla es oro” reza un popular dicho. Los resplandores que se reflejen en el recorrido a partir del 8 de febrero están en su fase más oscura. Es que hoy en día, al menos tres de las comparsas más emblemáticas –Masturbanda, Misterbanda y Unidos Do Samba-, deben buscar más alternativas para poder cubrir los gastos ya que, según manifestaron, la propuesta que hicieron desde la comisión de Carnaval que preside Diego Ramos fue “netamente mala”.

Misterbanda

Sin lugar a dudas que “La Mister” es un actor principal del carnaval. Siempre se caracterizaron por innovar en sus uniformes, uniformes que hoy se ven obligados a vender como parte del arsenal de acciones que deben llevar a cabo para “sostener los números”. En este sentido, ahora están realizando una choripaneada y participando de diversos eventos con el mismo fín.

En comunicación con Claridad, una de las referentes de la batucada expresó: “Hay una postura de la comisión de bajar la calidad del Carnaval, eso es preocupante, nos han propuesto ingresar con vestimenta de años anteriores para abaratar. No se puede sostener la calidad del carnaval de tantos años con propuestas tan austeras.“

Unidos Do Samba

 Una de las intérpretes que más ha crecido en los últimos años es “Unidos Do Samba”. Sin embargo, hoy también se ven en la necesidad de buscar alternativas por doquier. Hace un par de semanas lanzaron un bono contribución con un costo de $50 que sorteaba una orden de compra por $10.000. Además han realizado pizzeadas y diversos eventos como casamientos ó cumpleaños.  

“Tuvimos que salir a hacer eventos, pizzeadas y rifas para recaudar porque sino es imposible entrar. Las ganas de entrar están, porque amamos el carnaval, pero si fuera por lo económico y por lo que contagia la comisión no entraríamos.” expresó uno de los referentes de UDS. Además manifestaron algo en lo que coincidieron con las demás batucadas entrevistadas, que el año pasado se había prometido ayudar a profesionalizar a través de talleres que nunca se llevaron a cabo.

Masturbanda

Si pensamos en originalidad y trascendencia, no podemos dejar de nombrar a “la Mastur”. Sin embargo, la extravagancia de años anteriores –donde han llegado a entrar hasta con un camello al recorrido- hoy se ve coartada por la situación económica.  

Desde la histórica batucada, lanzaron días atrás una pizzeada buscando incrementar el presupuesto que les ofrecieron desde el Ejecutivo.

La crisis una vez más golpea por el lado de la cultura popular y los costos los pagan aquellos que sólo quieren llevar alegría y levantar la fiesta popular linqueña. Sin embargo el pueblo de Lincoln siempre va a estar dispuesto a dar la sonrisa por el carnaval.

Te puede interesar