CLARIDARTE Y EL BUEN COMER: Pizza napolitana de receta original

Interés General 12 de enero de 2020 Por Redacción Claridad
Hoy en la sección Claridarte y el Buen Comer te acercamos la receta original de pizza napolitana,
img_pizza_napolitana_32625_600

Receta de la pizza napolitana
Ingredientes: (para 2 pizzas redondas)

Para la masa:
Harina 000 500g (En realidad se elabora con harina 00 300g y harina de fuerza 200 g; pero es de mayor complejidad conseguir)

Levadura de cerveza prensada, 20 g
Agua a temperatura ambiente, 350 ml
Aceite de oliva virgen extra, 20 g
Miel, una cucharadita
Sal, 10 g

Para el condimento o cobertura:


Pasado The Verio Cirio, 200 ml (es una marca de tomate triturado, pero podemos usar cualquier otra que tengamos, siempre que sea de buena calidad)
Mozzarella, 2 bolas de 125 g cada una
Filetes de anchoas en aceite

Elaboración:
Comience pesando todos los ingredientes y colocándoles en varios cuencos.
Llenamos un recipiente con la mitad del agua (175 ml) y disolvemos en ella la levadura de cerveza.
En una amasadora planetaria, vertimos las dos harinas, la miel y el agua con la levadura ya disuelta. Amasamos a velocidad media. Iremos incorporando gradualmente el resto del agua y la sal sin dejar de amasar.
Mientras la amasadora continúa trabajando, vertimos el aceite y  dejamos trabajar hasta que esté todo bien amalgamado.

Sacamos la masa  de la planetaria y dejamos reposar sobre la mesa de trabajo, la cual tendremos ligeramente engrasada, durante al menos media hora. Esta es la fase de “punto”, el propósito de esta operación es mejorar la elasticidad de la masa.
Después de este tiempo de reposo, bollamos hasta formar una bola completamente lisa.
En un bol ligeramente enharinado dejamos reposar durante 8 horas, cubriéndolo con un film de cocina.

Ahora tomamos dos bandejas grandes (o si prefieres la pizza más alta, toma una más pequeña).
Engrasamos y extendemos la masa estrictamente CON LAS MANOS, ¡nada y digo NADA de rodillo o palo de amasar!
Lentamente y con paciencia, no se preocupen la masa tiende a contraerse un poco. La extendemos en las bandejas y dejamos que descanse durante otra hora. Recuerden ser amable con sus movimientos y no manejar la masa demasiado o de manera brusca.
Rellenar con salsa de tomate (no exagerar, de lo contrario mojara la pizza también). Rociamos con un poco de aceite y sal, y hornear a la temperatura máxima (horno precalentado), en la parte inferior del horno.

Mientras tanto, corta la mozzarella y déjala reposar en un colador, para perder el exceso de suero, también se puede ayudar con las manos exprimiéndola, y tal vez incluso desmenuzándola.
Después de al menos diez minutos, saque la pizza, sazone con la mozzarella y las anchoas y hornee unos minutos más, lo suficiente como para derretirlo, ¡y luego disfrute!

Fuente: Buenavibra.es

Te puede interesar