Figueroa juró en reemplazo de Ameri “por los 30 mil desaparecidos, las mujeres y los niños”

Política 07 de octubre de 2020 Por Redacción Claridad
Con la asunción de la salteña, las mujeres pasaron a ser mayoría en el bloque del Frente de Todos. La Cámara Baja, en tanto, calificó como "bochornoso" el hecho que mereció la renuncia de Juan Ameri.
BAF3A7C1-7F08-45ED-B64A-2EAADBF11055

La dirigente salteña Alcira Figueroa juró este miércoles por la tarde como diputada nacional en reemplazó de su comprovinciano del Frente de Todos, Juan Ameri, que había renunciado el pasado 25 de septiembre por un polémico episodio sexual, y con su asunción las mujeres pasaron a ser mayoría en el bloque del oficialismo.

Al inició de la sesión, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, tomó juramento a Figueroa, que lo hizo "por los 30 mil desaparecidos, por las mujeres, por los campesinos indígenas y por los niños muertos por desnutrición".

Con la asunción de la diputada por Salta, las mujeres pasaron a ser mayoría en el bloque del Frente de Todos, que ahora cuenta con 60, sobre los 119 integrantes de la bancada.

Tras la jura de Figueroa, la Cámara aprobó por amplia mayoría la resolución de la comisión especial que analizó el caso Ameri en la que expresó el "repudio y condena del cuerpo al bochornoso hecho, que ha comprometido gravemente el prestigio y decoro del cuerpo".

Ameri, de 47 años, participaba de la sesión remota de la Cámara de Diputados, desde su casa del barrio Scalabrini Ortiz, de Orán, cuando llegó su pareja y le besó los pechos mientras hablaba el diputado Carlos Heller. Las imágenes se viralizaron rápidamente y generaron casi de inmediato el repudio de todo el arco político.

El legislador salteño del Frente de Todos dijo sentirse "desolado" por el escándalo pero aseguró que estaba "desconectado" en el momento en el cual la cámara particular reproduce el avergonzante hecho junto a su pareja en las pantallas del recinto.

"Tengo una señal espantosa en casa, que va y viene va y viene. Yo estaba desconectado, sin cámara, y llegó mi pareja, le pregunté 'che a ver cómo quedaron las prótesis' y me dice que salió todo bien. Entonces le digo 'che qué bueno, a ver... mirá esta está más bajo, esta menos... a ver las cicatrices' y estaba al lado mío y le di un beso en las tetas. Eso es todo", resumió el representante de la Cámara Baja.

Poco después, el dirigente se vio obligado a presentar su renuncia, que fue rápidamente aceptada por el resto de los diputados. "No podemos sólo aceptar una renuncia, sino que esto nos tiene que convocar a una introspección, a una suerte de código ético”. había dicho Graciela Camaño, del interbloque federal.

Te puede interesar