El impuesto a las grandes fortunas alcanza a 9 mil personas

Política 28 de septiembre de 2020 Por Redacción Claridad
Avanza en Diputados el proyecto de aporte de las grandes fortunas La iniciativa recae sobre las 9300 personas físicas de mayor patrimonio declarado. Se trata del 1 por ciento más rico del total de contribuyentes que presentan la declaración del impuesto a los Bienes Personal
20200922-Impuesto-a-las-grandes-fortunas

El proyecto de ley del aporte extraordinario de las grandes fortunas presentado por el oficialismo obtuvo dictamen favorable en la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, con lo cual pasará a ser debatido en el recinto en las próximas semanas. La iniciativa va a recaer sobre las 9300 personas físicas de mayor patrimonio declarado en el país. Se trata del 1 por ciento más rico del total de contribuyentes que presentan la declaración del impuesto a los Bienes Personales. La recaudación total estimada a partir del aporte es de 307 mil millones de pesos, lo cual equivale al 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PBI). La aprobación de la ley requiere de una mayoría especial de 129 votos positivos en la Cámara baja, número al que el oficialismo aspira llegar.

El aporte de las grandes fortunas contó con el apoyo de los legisladores del oficialismo. La oposición no avaló la propuesta y en cambio emitió un dictamen de minoría que busca mejorar la tributación sobre patrimonios amparados por guaridas fiscales.

 
“Se trata de un paso muy importante para distribuir de una manera un poco más justa el peso de la crisis provocada por la pandemia”, indicó el diputado Itai Hagman (Frente de Todos). “Es una contribución para morigerar los impactos de la peor crisis de la historia del capitalismo. Algunos eligieron defender a millonarios en contra del interés de la mayoría”, dijo la diputada Fernanda Vallejos.

l Frente de Todos introdujo una serie de cambios a la propuesta inicial, entre los cuales se destaca la fecha de referencia para el análisis del patrimonio a gravar. El proyecto original establecía que están alcanzadas las personas humanas residentes en el país por la totalidad de sus bienes declarados en el país y en el exterior cuando sean iguales o superiores a los 200 millones de pesos al 31 de diciembre de 2019. El proyecto que llegará al recinto indica que la fecha para evaluar el patrimonio es “a partir de la promulgación de la presente ley". Este cambio fue solicitado por la oposición, aunque no alcanzó para modificar el rechazo de parte de Juntos por el Cambio.

“El informe de la Oficina de Presupuesto del Congreso lo califica como un impuesto. Y no lo acompañaremos porque se puede dar confiscatoriedad por la acumulación de gravámenes”, criticó Luis Pastori (UCR). “Este impuesto que grava conceptualmente lo mismo que otro impuesto federal (Bienes Personales), que ni siquiera se enfoca realmente en las grandes fortunas porque alcanza a enormes franjas de titulares de pymes”, criticó Juntos por el Cambio al proyecto oficial.

La propuesta del oficialismo contempla un esquema progresivo. Los patrimonios de entre 200 y 300 millones de pesos declarados en el país pagarán 4 millones de pesos más el 2 por ciento sobre el excedente de los 200 millones. El segundo escalón, para los patrimonios de entre 300 y 400 millones, es un pago de 6 millones de pesos más el 2,25 por ciento por el excedente sobre los 300 millones. La última escala aplica para los patrimonios superiores a los 3000 millones de pesos, que deben pagar 88.500.000 pesos más una alícuota del 3,5 por ciento por el diferencial que exceda a los 3 mil millones.

Hay 2774 personas que ingresan dentro de la primer escala (de 200 a 300 millones de pesos), con lo cual deberán efectuar un aporte promedio de 6 millones de pesos cada una. En cambio, en la última escala (más de 3 mil millones de pesos) hay 253 personas que deberían pagar 600 millones de pesos cada una en promedio. Solamente la última escala del aporte (que impacta sobre las 253 personas más ricas del país) permitiría recaudar 153 mil millones de pesos, es decir, la mitad de la recaudación total que se espera que tenga el nuevo aporte extraordinario.

Los fondos recaudados se utilizarán para comprar equipamiento de salud para atender la pandemia: apoyar a las PyMEs con subsidios y créditos; urbanizar los barrios populares con obras que empleen a las/os vecinas/os de cada barrio; hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar GAS Natural; y financiar un relanzamiento del plan PROGRESAR para que las/os jóvenes puedan seguir estudiando.

Fuente: Pagina 12 

Te puede interesar