“Hasta el año que viene, señorita”

Cultura 31 de julio de 2020 Por Semanario de Junìn
Al menos en provincia de Buenos Aires, las posibilidades para volver a la escuela son remotas tanto como la educación que se prodiga. La famosa curva del virus permanece errática y los contagios estallan en lugares adonde se los creía desterrados
aula_vacia_paro_docente_escuela_02

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se sinceró respecto a la vuelta y dejó en claro que si bien el año “no está perdido”, ni siquiera se puede establecer qué pasará en marzo 2021 en el caso de que para esa fecha no haya acceso a una vacuna.

Mientras los chicos de la provincia de Buenos Aires transcurren -casi sin notarlo- el receso invernal (luego del otoñal), se incrementan los casos de contagios en la zona del AMBA y algunos distritos del interior también se están batallando contra el virus en medio de la pandemia mundial que en diversos lugares del planeta muestra preocupantes rebrotes.

Trotta no se esconde y da la cara ensayando respuestas a preguntas que indudablemente resultan incómodas, pero que deben chocarse con una realidad formada durante décadas respecto a la educación pública y que hoy hasta dejó en situación de endeblez a la educación privada del más alto nivel.

Nadie imaginó que las clases de los niños podrían ser remotas cuando jamás se esperaba que habría una situación de confinamiento masivo en la cual todos fuéramos potenciales bombas de contagio.

A través de SEMANARIO, en anteriores ediciones quedaron en claro algunos de los conceptos que desarrolló el ministro de Educación de la Nación esta última semana.

Por un lado, las dificultades para cumplir los eventuales protocolos por parte de los docentes, algo que explicó la titular de Suteba Junín, Francina Sierra, y por otro la recuperación de los contenidos de este año para el próximo, algo que nos detalló oportunamente el director de la unidad académica de la Escuela Normal, Mauricio Madrea.

Te puede interesar