"Hay otro Fernández ... y es preso político" por Ernesto Jauretche

Interés General 13 de noviembre de 2019 Por Ernesto Jauretche
Nota de Opinión. Claridad y la Gente
31206351_1791735367514048_4394061589529785004_n

Hoy, Arturo Jauretche, nacido en Lincoln, provincia de Buenos Aires, hubiera cumplido 118 años. La fecha es, por Ley de la Nación 25.844, promulgada en 2004 por el ex presidente Néstor Kirchner, EL DIA DEL PENSAMIENTO NACIONAL.
Hoy, el compañero JORGE ABEL FERNANDEZ, ex Intendente de Lincoln donde nació hace 56 años, lleva 713 días como preso político. Ante el silencio de los medios y para prevenir olvidos, lo denunciamos, porque estamos próximos a declarar NI UN DIA DE GOBIERNO PERONISTA CON PRESOS POLITICOS.
Nos parece oportuno aprovechar la ocasión del homenaje a Don Arturo Jauretche para denunciar la prisión política de OTRO FERNANDEZ, seguidor fiel y discípulo dilecto del gran Don Arturo.
Fue concejal por el Justicialismo durante los períodos 1993-97 y 1997-2001. Para entonces, de profesión panadero. La crisis de ese año lo lleva a la quiebra. Entonces, inaugura una pequeña despensa, a la que llama “Juancito”. Los amanuenses de la prensa canalla dicen que su apelativo era “el loco”. Para la militancia, Jorge fue desde entonces JUANCITO.
Ganó por primera vez las elecciones a la Intendencia de Lincoln en el año 2003, como candidato por el Frente para la Victoria. Logró así romper la larga secuela de gobiernos comunales de la UCR, en una ciudadanía históricamente radical; paradoja del pueblo que vio nacer a uno de los mejores modelos de peronismo. Fue así el primer intendente peronista de Lincoln desde la recuperación de la democracia.
En el 2007 se postuló nuevamente para Intendente y salió otra vez victorioso ¡con el 54,4% de los sufragios! Y reafirmó su liderazgo en 2011, venciendo en las urnas por casi 30 puntos de diferencia (58,83%) al actual mandatario radical.
Salvador Serenal (UCR), elegido en 2015 por el ajustado margen de 2.500 votos, lo denunció por presunta defraudación a la administración pública ni bien se hizo de la Intendencia de Lincoln: la medida se hizo extensiva a ex funcionarios del municipio linqueño, Walter Fernández y Marcelo Porto.
El ex intendente de Lincoln, Jorge Fernández, fue detenido el 24 de enero del año 2018 y trasladado en humillantes condiciones a la Unidad Penal Nº 13 de Junín, en calidad de prisión preventiva bajo cargos evidentemente infundados; uno más entre otros tantos funcionarios y simpatizantes kirchneristas.
El pasado viernes 7 de septiembre, los tres detenidos fueron “beneficiados con el arresto domiciliario”, pero sospechosamente los trámites judiciales y la codificación de las tobilleras dilataron el cumplimiento de la medida. Sin embargo, el Intendente de Lincoln, furioso con la Justicia, declaró: "Premian al que roba".
Los abogados de Fernández demostraron ante la justicia la fragilidad de los delitos denunciados por Serenal y hasta ironizaron sobre la imputación de asociación ilícita con la que justificaron los arrestos replicando las contradictorias palabras de la propia fiscalía: “Esta organización, la asociación ilícita genera una amenaza personal, pero en mayor medida una cuota de alarma social. La criminalidad de este delito no reside en la lesión efectiva de cosas o personas, sino en la repercusión que aquél tiene en el espíritu de la población en el sentido de tranquilidad pública”. En qué momento fue afectada la tranquilidad pública? ,interrogan los letrados. Lo desconocemos, agregan, tanto en este proceso como en la comunidad de la ciudad de Lincoln. Y afirman: “El Fiscal no ha fracasado en su dilatada gestión de obtener pruebas para acreditar la Asociación Ilícita, sino que no pudo probar lo que nunca existió….”.
Débiles cargos, arrestos improcedentes, pero Jorge Abel Fernández seguirá en injusta prisión domiciliaria hasta que podamos celebrar en las calles de nuestros pueblos y ciudades que la justicia haya vuelto a reinar sobre nuestra sufrida Patria.
Ernesto Jauretche
La Plata
13 de noviembre de 2019

Te puede interesar