El Jurado:"Los fallos estuvieron disponibles desde la noche misma de finalización del carnaval"

Interés General 18 de marzo de 2020 Por Redacción Claridad
Luego de la tormenta, el jurado del Carnaval emitió un comunicado para "aclarar" algunos puntos, y de alguna manera quitarse responsabilidad sobre la selección de motivos ganadores que generó muchas sospechas. Seguirá flotando entre los vecinos la duda respecto a qué pasó en esa semana entre que estaban los resultados y se anunciaron cinco días después.
E1CF964C-FE21-4B39-A2AF-01C004BB23C7

El comunicado completo:

Estimado artesano y hacedor del Carnaval de Lincoln:
Como Jurado de la edición 2020 hemos concluido nuestra tarea. El compromiso asumido
inicialmente con la Agencia del Carnaval implicaba una instancia posterior a los fallos para
aclarar las dudas que pudieran surgir sobre los mismos por parte de los participantes.
Ante la enorme cantidad de cuestionamientos, agresiones y suposiciones de todo tipo que
inundaron las redes sociales y otros medios de opinión, queremos sobre todo agradecer el
respeto con el que cada protagonista se dirigió a nosotros, con reclamos puntuales y
argumentando cada posición.
En cada uno de los reclamos hemos tratado de explicitar cuáles han sido los mecanismos
artísticos, reglamentarios y carnavalescos que han conducido a su evaluación.
Los reclamos no han sido muchos, pero cada uno a su manera representa a una mayoría de
dudas que efectivamente puede deducirse, en función de la opinión del público vertida en las
redes y de cierta tradición que hemos podido conocer a lo largo del certamen.
No vamos aquí a redundar en explicaciones ni conceptos que ya han sido desarrollados en las
devoluciones. Preferimos ponerlas a disposición de quien desee interiorizarse en la forma de
trabajo del Jurado del Carnavalincoln 2020.
Creemos que, al margen de las objeciones que cada artista pueda tener con respecto a ellas,
constituyen un documento inédito en el carnaval, ya que por primera vez se hace explícita una
reflexión acerca de la evaluación y sus posibilidades, dificultades y aspectos a críticos.
Entendemos que el aporte de esta instancia -originado a solicitud nuestra y tomado por la
Agencia- puede ser valioso si es tomado en forma objetiva y se repite en las futuras ediciones.
El arte es viable sólo en tanto es capaz de mirarse a sí mismo con mirada autocrítica, y es a
partir de esa mirada que puede cobrar nuevo impulso y poder interpelar su tiempo y sociedad.
Somos conscientes de que los fallos de esta edición han generado suspicacias, incredulidades
y enojos.
De las primeras, le cabe la responsabilidad a las autoridades: los fallos estuvieron disponibles
desde la noche misma de finalización del carnaval.
Las incredulidades las hemos asumido y hemos hecho completos y complejos desmontajes de
cada una de las partes que conforman el todo de la devolución, en dos partes. En el
documento inicial primero, que contiene la totalidad de las devoluciones de todos los motivos
participantes1
, y vía mail después en aquellos casos en que lo requirieron, pero que –como ya
mencionamos- contiene las claves para analizar la totalidad de los motivos y agrupaciones.

Sobre los enojos, podemos decir que no son analizables, sólo comprensibles, por lo que
escapan a nuestra posibilidad.
Sí estamos convencidos de que el factor económico es una parte importante de la relación
entre el trabajo artístico del carnaval y las expectativas depositadas en él, y que en esa
ecuación es la fiesta popular la que ha quedado huérfana.
Hemos transcurrido varios meses de trabajo arduo pero enormemente nutritivo. El pueblo de
Lincoln es maravilloso y su carnaval es un diamante que es necesario cuidar para que brille en
todo su potencial.
No podemos asegurar que hemos hecho una tarea perfecta, ni mucho menos. Sólo podemos
estar seguros de que pusimos el mayor compromiso, experiencia y profesionalismo de cada
uno de los integrantes de Jurado al estricto servicio del arte carnavalesco y de la fiesta
popular.
Agradecemos también las palabras de apoyo y agradecimiento que hemos recibido; nos han
confirmado que también nuestro trabajo ha generado comprensión y reconocimiento.
Como principal preocupación nos queda la necesidad imperiosa de pensar instancias de
mayor igualdad para la participación de niños, preadolescentes, adolescentes o de aquéllos
que recién se inician en las disciplinas y que por las características del certamen no tienen
margen o posibilidades de competir en pie de igualdad. Es algo sobre lo que reflexionamos en
alguna de las devoluciones, con la esperanza de que el aporte sirva para una mejora en ese
sentido.
Finalmente, nos queda felicitar a todos y cada uno de los participantes; si como jurado hemos
tenido que tomar distancia de las creaciones, como artistas nos hemos llenado ojos y
corazón.
Nuestra participación como jurado en los carnavales linqueños finaliza entonces aquí.
Como artistas y amantes del carnaval estaremos siempre a disposición.
Y tal vez, como colegas, nos distingamos paseando dentro de algún motivo o atracción,
tocando un tambor o bailando. Luego de esta experiencia, ganas no nos faltan.
El Jurado

86272646_3041561395862571_1599593224307998720_nPremios del Carnaval: Jurados en la mira
87023808_2833868923327168_2707868372074233856_oPura espuma
D9CA1DBD-199F-4FEA-B189-D75E685AE77FLuego de la premiación, la celebración y los cuestionamientos
87376497_10219299906906174_926268250671546368_oPapelón con la entrega de premios

Te puede interesar