Desde el Movimiento Afirmación Radical recordaron el natalicio de Alfonsín

Política 12 de marzo de 2020 Por Administración Claridad
Fue a través de un comunicado. La agrupación que tiene como referente a Matias Gazquez, recordó la obra del ex presidente en la fecha de su nacimiento.
foto-tres.jpg

A continuación el comunicado que difundió el Movimiento Afirmación Radical:

Raúl Alfonsín y el último proyecto nacional

Este 12 de marzo recordamos un aniversario más del natalicio del ex presidente Raúl Alfonsín. En el también podríamos decir que fue el último dirigente político que encaro un real proyecto de país. La gestión radical que comenzó en los albores de la democracia de los ´80 fue, tal vez, la última que encaro un gran proyecto nacional. Raúl Alfonsín buscaba la paz con Chile y la consiguió. Trazo los primeros planos del Mercosur e inició las gestiones fundamentales para su concreción. Con esas dos políticas consolidó la paz en Sudamérica y desactivo la hipótesis de conflicto en el Cono Sur.  Además propuso la Comunidad Económica Latinoamericana, cuya escala permitiría el desarrollo científico y de modelos de producción, tan necesarios para salir del atraso del sub desarrollo y superar la brecha tecnológica que nos separaba con los países desarrollados.  Alfonsín sabía que para lograr muchas de estas metas necesitaba de una revolución, pero una revolución pacífica. La revolución pacífica no podría lograrse sin convergencia democrática y sin continuidad. "La construcción de un país moderno y desarrollado, que se incorpore digna y creativamente al mundo, no será a través de un partido político, ni de un gobierno", razonaba Alfonsín. Por eso se ilusionó con la reforma constitucional que alumbrara la Segunda República e imaginó que ésta se sentaría sobre las bases de un sistema parlamentario y así forzar el pluralismo político. En ese proyecto, el federalismo ya no sería una ficción, con el traslado de la Capital Federal a Viedma y por ende la desconcentración que se produciría al separar el poder político del poder económico. Él creyó como pocos en el futuro de la Patagonia y postulo que la "Argentina avanza hacia la civilización del frío”. Todo debía hacerse bajo el liderazgo del estado. Para eso necesitaba capitalizarse y multiplicar la productividad. Fué con ese fin que convocó al capital privado a que actuara como socio estratégico (no como dueño) de las empresas estatales. En el vocabulario radical, liderazgo no significa coacción ni monopolio.  Nada de lo que proponía podría ser impuesto desde el estado sin una participación de la sociedad en aquella Revolución Pacífica.

Durante su gobierno hubo avances en la conquista de derechos individuales y de género con las leyes de divorcio vincular y de patria potestad compartida.  La creación de la CONADEP y el histórico juicio a las juntas militares, sin la colaboración y participación institucional del Justicialismo (partidario de la amnistía) marcaron un hito a nivel mundial.  Raúl Alfonsín y el radicalismo pudieron darle rango constitucional a las ideas planteadas durante su gobierno en el Consejo para la consolidación de la democracia. Con su participación en el nuevo texto constitucional (reforma constitucional de 1994) se alcanzaron avances fundamentales en los campos jurídico, institucional, municipal, federal, etc

Raúl Alfonsín debería ser recordado, más allá de aciertos y errores y de su pertenencia partidaria, como el autor del último proyecto nacional.

Los radicales instituimos el 12 de marzo como Día del Militante Radical.  Desde el MOVIMIENTO DE AFIRMACIÓN RADICAL reafirmamos nuestro compromiso por la reconstrucción de una UCR nacional y popular identificada claramente con el ideario socialdemócrata y los principios fundacionales que nos dan razón de ser.  

  

MOVIMIENTO DE AFIRMACIÓN RADICAL – Lincoln

MOVIMIENTO NACIONAL DE LA MILITANCIA RADICAL.

Te puede interesar